Madre de El Chapo Guzmán ora para que su hijo se rinda a Cristo “antes que sea tarde”

El famoso mexicano “El Chapo Guzmán”, capo del cartel de Sinaloa, ha sido noticia alrededor de todo el mundo, y mientras permanecía prohibido de su libertad, la corte de Brooklyn, Nueva York, ha dictaminado el fallo de culpabilidad por los hechos cometidos.

Mientras tanto, su madre que vive en méxico, en lo alto de las montañas de Badiraguato, un pequeño pueblo rural en el estado mexicano de Sinaloa, donde aguardardó su sentencia orando día y noche por su hijo con las esperando que se entregue a Cristo, su última oportunidad.

En una entrevista, María Consuelo Loera Pérez de 90 años de edad, dijo a corazón abierto: “Que él, antes de que sea demasiado tarde, se entregue al Señor porque ya probó el mundo”.

Su madre, espera que Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera regrese después del juicio que espera en los Estados Unidos, donde se le imputan 17 cargos. Sin embargo, ella espera que su hijo salga victorioso de una batalla, sin importar cual sea el fallo que reciba.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, de 61 años, fue declarado culpable de diez causas por un jurado que deliberó durante seis días, en un proceso que duró casi cuatro meses y que pasará a la historia como el mayor juicio en Estados Unidos.

– Ad –

La sentencia lo llevará a cadena perpetua en el Supermax, presidio federal de máxima seguridad en el estado de Colorado (EEUU).

Su madre, Doña Consuelo es conocida por sus vecinos por su vida austera y sencilla, lejos de los lujos que mostraba su hijo en el pasado. Su casa está decorada con algunos recuerdos y una antigua televisión. “En vez de perder tiempo viendo TV, me dedico a estudiar la Biblia”, revela la madre de El Chapo, explicando que le gusta leer entre cuatro y cinco capítulos a diario.

Ella cuenta que recibió su bautismo en la Iglesia Apostólica en la Fe en Jesucristo, hace 34 años y asegura que desde entonces, nunca perdió las esperanzas de orar por su hijo para que Cristo cambie su corazón y lo salve de la condenación eterna.

Además, explicó que no está ajena a su situación, y que también influye en su vida personal, pero sostiene que Dios la ayuda y la fortalece en los momentos más dificiles.

Fuente Guíame

Compartir