Dios envió un oso a cuidar a niño de 3 años perdido en un bosque

Un niño de 3 año llamado Casey Lynn Hathaway, estuvo perdido durante 3 días en medio del bosque, hasta que lograron hallarlo el 24 de enero de 2019. Cuando lo encontraron, estaba sano y salvo, metido en las profundidades del bosque entre arbustos y espinos.

Según explicó su familia el niño estaba jugando en el patio de su casa junto a otros 2 niños. Sin saber como, regresaron a sus casas sus 2 amigos pero sin él. Fui entonces cuando comenzó la desesperada busqueda de Casey por 45 minutos, hasta que su bisabuela Ann Toler Edwards, de 57 años, decidió llamar al 911 y dar aviso al FBI para que se hagan cargo del asunto.

Mientras todos estaban espectantes ante su desaparición, los miembros de su congregación del condado de Craven, Carolina del Norte, se unieron en cadena de oración haciendo vigilias. El segundo día de busqueda fue interrumpido por el FBI debido a fuertes vientos y lluvias que estaban golpeando la zona donde se había perdido el pequeño.

– Ad –

Esos 3 días y 2 noches fueron muy fríos, con temperaturas muy bajas, y la preocupación crecía porque el niño no estaba lo suficientemente abrigado para poder soportar ese frío tan duro.

Shane Grier, capitán de Chocowinity EMS, encargado de la busqueda, fue quien halló a
Casey luego haber creido oir una voz que provenía del lugar. Se acercó y finalmente lo encontró, estaba atrapado entre los espinos, lo desenredaron y lo sacaron.

Shane Grier cuenta que cuando llegó al lugar, oyó la voz del niño llamando a su madre.
Él se encontraba muy frío, pero considerando las condiciones climáticas, Casey estaba muy bien, estaba despierto y hablando. Su madre cuenta que apenas la vió estaba pidiendo ver Netflix, dijo Brittany Hathaway en una conferencia de prensa luego del rescate.

Cuando Casey llegó a casa, habló con su familia dando detalles que dejaron sorprendidos a todos. Según escribió su madre en facebook, el niño reveló que un oso se acercó y permaneció junto a él los primeros 2 días.

– Ad –

“Casey está sano, sonriendo y hablando. Dijo que estuvo con un oso por dos días. Dios le envió a un amigo para que lo mantuviera a salvo”. Dios es un buen Dios. Los milagros ocurren”, aseguró su madre.

Su madre asegura que fue Dios quien cuidó de su niño mediante la presencia de un oso, para que no tuviera miedo ni frío hasta que llegara su rescate. Como Diós envía ángeles, también pudo hacer lo mismo con el oso. Un verdadero milagro para la familia.

Finalmente su congregación también lo recibió dandole la bienvenida en el letrero principal de su Iglesia. Todos estan agradeciendo a Dios por el milagro de Casey, al estar sano y salvo.

Aqui compartimos un enlace del momento del hallazgo de Casey (en ingles):

Fuente Joe Irizarry

Compartir