Niño genio universitario de 11 años “Quiere probar que Dios existe a través de la ciencia”

Desde pequeño, William Maillis desea ser astrofísico para probar la exitencia de Dios al mundo científico. Él ya ha dado otras entrevistas anteriormente, y hoy revela como su objetivo está más cerca.

Un genio de 11 años, en otras ocasiones había declarado su intención de convertirse en un astrofísico para probar a los ateos que Dios existe. Actualmente se está formando en la Facultad San Petersburgo, en la Florida, tan solo dos años después de terminar la escuela secundaria .

“Quiero probar que Dios existe a través de la ciencia, para que el mundo pueda conocerlo”, dijo William Maillis.

William cree que algunas partes de la ciencia se relacionan con la fe y la religión. Él argumenta que es hay fuertes probabilidades que un poder superior haya creado el universo, no un evento al azarcomo suponen otros.

“La ciencia y la religión no son diferentes. La ciencia es una herramienta para explicar el mundo. La ciencia no desmiente a Dios “, dijo el niño, que es hijo de un sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Helénica, en Palm Harbor.

William realizó sus primeras frases completas a los siete meses, aprendió a sumar y restar a los dos años y fue declarado un genio a los cinco años de edad. Él cree que sus dones son un regalo de Dios. “Todo el mundo tiene dones de Dios. “Yo estaba dotado de conocimiento, ciencia e historia”, confesó William.

– Ad –

Su padre, Peter Maillis, explica que el actual desafío de la familia es recaudar fondos para la universidad, pues debido a la edad, su hijo no puede inscribirse para el programa federal de ayuda financiera para pagar sus estudios.

En los Estados Unidos, está la posibilidad de terminar la escuela secundaria a edad temprana e ingresar en la universidad a través de un examen dispuesto por el gobierno, de forma independinte a la edad del estudiante.

– Ad –

Tonjua Williams, presidente de la Facultad St. Petersburg, destacó el desempeño del niño. “Estoy totalmente fascinado por William y por el trabajo que hizo”, dijo. “Es extremadamente brillante, muy abierto y colaborativo”, agregó.

William va a comenzar a tomar clases en la Universidad del Sur de Florida este año, con el proposito de conseguir un PhD cuando cumpla 18 años.

Joanne Ruthsatz, ex psicóloga de la Universidad Estatal de Ohio quien declaró a William como un niño genio, señaló que el historial de autismo de la familia podría explicar por qué nació con tanta habilidad.

“Los niños prodigios tienen ese deseo de hacer el bien. Ellos están muy sintonizados con el bien mayor de la humanidad”, explica Ruthsatz.

Fuente Guíame

Compartir