Niña cristiana dice “La Mano de Dios” protegió mi casa, intacta en medio de las ruinas de Irak

Myriam es una adolescente iraquí que se hizo conocida en Internet cuando perdonó a militantes que han destruído la ciudad donde ella vivía.

Ella tenía solo 9 años cuando su declaración a una emisora ​​de radio se hizo viral luego de los sabotajes cometidos a los vecinos de su ciudad, expulsando a su familia y a miles de cristianos de sus casas en Irak.

En una reciente entrevista, la niña que hoy tiene 13 años acaba de llamar a los cristianos para seguir orando y llevando esperanza a los niños afectados los cuales hoy siguen amparados de todo ese daño vivido.

Nacida en Irak, la adolescente conquistó millones de personas en la televisión y en los medios sociales con un mensaje de esperanza y perdón. “Por favor, no te olvides de los niños afectados en todo mundo”, señaló.

Cuando regresó a su país, Myriam testifica que el hogar de su familia fue “protegido por la mano de Dios” luego de los sabotajes que destruyeron gran parte de su ciudad natal, sin embargo, la casa de Myriam permaneció de pie.

– Ad –

La joven Myriam cuenta que su madre le dijo: ‘Dios está siempre contigo, si te sientes sola, habla con Dios’. También asegura “Jesús es mi amigo, mi hermano, mi todo”.

Además, expresó que “sabe lo que es pensar que nunca más vas a ver tu casa o tus amigos”, mientras ahora su familia ha vuelto a casa y continúa intentando reconstruir sus vidas.

También asegura que la mayoría de gente se olvida rápidamente, pero llama a los cristianos a recordar en sus oraciones a todos los niños alrededor del mundo que están sufriendo y muchas veces porque son cristianos”, explica Myriam.

Myriam tenía sólo nueve años cuando su familia se fue poco antes de la Navidad de 2014, cuando su barrio fue barrido por las autoridades causando pánico a la población cristiana.

– Ad –

El video de Myriam perdonando el EI se volvió viral, alcanzando millones de reproducciones en todo el mundo con reporteros preguntando cómo podría perdonar. Myriam explicó que encontró fuerza al asistir a programas cristianos en el campamento, que la ayudaron a crecer en su fe y perdonar al grupo activista.

En sus momentos más tristes, saber que los fieles de todo el mundo estaban orando por ella y por otros cristianos iraquíes, fue lo que mantuvo viva su esperanza.

Aqui compartimos aquel video que se viralizó cuando Myriam tenía solo 9 años:

Fuente Guíame

Compartir