John Piper exhortar a predicar urgente a Cristo a nuestras familias no salvas

Durante la conferencia The Gospel Coalition de este año, el evangelista John Piper alertó a los creyentes exhortando a hablar la verdad con mayor seguridad y firmeza habia nuestros familiares no salvos.

En su sermón, Piper señaló la urgente necesidad que deben tener los cristianos al compartir la Palabra de Dios con sus familiares y seres queridos que no conocen a Cristo.

Primeramente, los cristianos deben anunciar las buenas nuevas con ellos y ser conscientes que hay muchas personas alrededor del mundo que todavía no saben quién es Jesús ni han oído que es lo que Cristo puede hacer con sus vidas.

Mientras algunos otros pueden haber escuchado hablar de Jesús, o ver como se comparten versículos bíblicos a través de las redes sociales hoy en día, la verdad nunca ha llegado a ellos a través del mensaje de la gracia de Dios y su salvación. “Comience simplemente compartiendo con ellos”, dice el evangelista.

Además, es importante destacar la seriedad del evangelio de Cristo, compartiendo con ellos el padecimiento de Jesús en la cruz, la pérdida de vida de su cuerpo carnal y la nueva vida en un cuerpo inmortal.

– Ad –

Puedas tomar la atención de ellos con algunas preguntas simples, como, ¿puedes verlo?Esta es la mayor persona que ha existido. Eso es belleza. Eso es gloria. Eso es valor. Eso es todo. ¿puedes verlo?

Es importante considerar que debemos alertar a los perdidos de los peligros de no conocer a Jesús. Los cristianos deben hablar de forma seria con los incrédulos transmitiendo el mensaje sobre el día que Jesús regresará y cual es la paga si ellos no lo reconocen en sus vidas hoy.

Recordando que la vida en la tierra es pasajera, y haciendo hincapié que la eternidad es para siempre, señalando que los tesoros que se guardan en la tierra no son nada comparado con la promesa del cielo y una eternidad frente a un Dios santo.

Finalmente, debemos enfatizar cuando hablemos con los seres queridos no salvos, cuan grande es la alegría y el gozo que están por venir cuando regrese el Señor en busca de su Iglesia.

El evangelista citó el versículo de Marcos 8:34-38, donde Jesús dice “niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”.

Fuente Guíame

Compartir