Cristiano lee su Biblia en medio de fuego intenso y sale ileso

Un testimonio ha llamado la atención de la comunidad cristiana por la forma en que Dios trata con sus hijos y les da libertad.

Durante el régimen del militar libio, Muammar al Gaddafi, en Sierra Leona, un grupo de 30 hombres turbulentos se sublevaron contra un cristiano que escapó gracias al poder de Dios de las llamas del fuego que destruyó el sitio donde estaba refugiado.

El acto de rebeldía afectó casas y edificios del gobierno de Kabala. Mientras se desarrollaba el incidente, el investigador Pa Gbani decidió quedarse en donde se encontraba debido a los riegos podía correr por aquellos que estaban tomando el lugar.

Gbani tomó la decisión de conservar su vida refugiándose en una habitación dentro del edificio donde estaba. Con su Biblia en mano, encontró una vela, la encendió y se sentó ahí mismo a leer la Palabra de Dios.

Su pastor Ralph Bowen, quien estaba como misionero en Sierra Leona en ese entonces, explica que el joven cuando se encerró en la habitación se puso a orar, sabiendo que si perdía su vida, se iba con Cristo al cielo. “Él creía en el poder de la oración para que Dios pudiera salvarlo”, señaló.

– Ad –

Mientras los sublevados comenzaron a encender con fuego el edificio donde Gbani estaba guardado, todo el establecimiento fue tomado por las llamas rápidamente. Sin embargo, la habitación donde el joven permanecía, estaba intacta.

“Fue realmente un milagro”, sostiene su pastor. “Aunque la pared logre separar el fuego, la transferencia de calor habría encendido fuego en el resto del lugar”. Pero eso no sucedió, su habitación permaneció segura.

Además, el pastor Ralph testifica como el poder de Dios cuidó de todos los miembros de su Iglesia frente a la terrible situación vivida, ningún sufrió consecuencias físicas ni materiales. “Dios nos protegió. Fue un día de milagros”.

Sierra Leona siempre fue reconocido por sus hechicerías y rituales, por el poder de la brujería, pero ahora dan testimonio de la liberación de Dios manifiesta para quienes son fieles al evangelio de Jesucristo.

Fuente Gospel Mais

Compartir