El actor de “Dios no está muerto” testifica como el incendio de California se detuvo frente a su casa

Kevin Sorbo y su esposa dieron a conocer el milagro que vivieron cuando su casa fue protegida en medio del incendio más terrible en la historia de California.

El actor Kevin Sorbo, figura destacada por actuar en películas como “Hércules” y “Dios no está muerto”, dió gracias a Dios publicamente por haber protegido su casa en medio del incendio más destructivo en la historia de California, Estados Unidos.

“Sobrevivimos a los incendios y nuestra casa está intacta, aunque el fuego se acercó y llegó muy cerca”, explicó su esposa, la actriz Sam Sorbo, quien se encontraba junto a su esposo en un vídeo publicado por la productora Pure Flix.

Kevin Sorbo señaló que las llamas alcanzaron a menos de un metro de su casa, pero pararon sorpresivamente y no lograron tomar su hogar. “Por qué se detuvo, no lo sé. Es un milagro”, explicó, manifestando su gratitud a Dios.

El incendio destruyó varias casas en la calle donde Sorbo vive con su familia, incluyendo la casa de los vecinos que está a su lado. Tras la crítica situación vivida, Kevin pidió oraciones por todos los afectados por esta tragedia en California.

– Ad –

Desde que el incendio comenzó, el día 8 de noviembre, 88 personas perdieron la vida y más de 18 mil casas fueron destruidas. El número de desaparecidos que dejó el incendio cayó a 25, de más de 1.200 en el auge del desastre.

Pero la mano de Dios se ha hecho visible en otras situaciones similares, como hemos compartido el testimonio de la actriz Brenda Epperson, que también vive en la zona afectada por los incendios, quien registró un vídeo publicado donde señala que oró el Salmo 91 y las llamas se detuvieron milagrosamente en la puerta de su residencia.

“Yo simplemente continué orando Salmos 91 sobre nuestra casa”, aseguró Epperson. “Dios paró aquel fuego justo en la línea de nuestra propiedad”, testificó.

A pesar de la devastación, Brenda sostiene que Dios transformará la tragedia en una oportunidad para que la gente conozca la vida en Cristo. “El bien que va a salir de eso es el avivamiento, sé que Dios nos va a despertar. Yo sé que mi vida ha cambiado y sólo quiero compartir el amor de Dios aún más con todo el mundo”.

Fuente Guíame

Compartir