Neymar entrega sus diezmos porque asegura que ‘todo es de Dios’

El jugador es miembro de la Iglesia Bautista Peniel y confiesa que entrega a Dios sus diezmos mensualmente y agradece a Dios por todo que lo posee.

El jugador del Paris Saint-Germain, Neymar, es miembro de la Iglesia Bautista Peniel a pesar de la distancia que lo separa, él asegura que mantiene sus vínculos. La sede de este templo está en el municipio de San Vicente, en el litoral del estado de São Paulo, donde el atleta concurre desde sus ocho años de edad.

Pese a las dificultades que vivió Neymar por estar situado en diferentes lugares debido al trabajo, intenta mantenerse presente. Desde el año 2013, cuando se trasladó al Barcelona, su presencia y el contacto con el pastor Newton Lobato, el presidente, ha cambiado por las circunstancias .

Según informa la revista Placar, el jugador de 25 años intenta no perder su relación con la iglesia su pastor, y se mantiene presente por medio de llamadas telefónicas, mensajes por el WhatsApp, y aún se muestra dispuesto al cumplir con los diezmos y ofrendas, o aportaciones de carácter financiero.

El pastor Newton Lobato asegura que la familia y el jugador mantiene un lazo fuerte, a pesar de las dificultades de presencia del atleta brasileño.

– Ad –

Sin embargo, él cree que su distancia ha perjudicado su caminata en la fe cristiana, lo que a derivado en la caída de ciertas debilidades como las fiestas, novias y las polémicas con relación al fisco en España.

Cuando él se entregó a Cristo, Newton no aceptó fotografías para evitar malas interpretaciones, y tampoco hizo mención a los aportes que Neymar hace a la iglesia como sus diezmos. La revista Veja, sin embargo, estipuló que si respeta el 10% de su sueldo, el valor entregado por el jugador al año supera los 20 millones de reales.

En 2010, en una entrevista dada al Estado de San Pablo, Neymar dijo que consideraba que debía entregar sus diezmos y aseguró siempre cumplió en darlo tanto cuando ganaba 400 mil como cuando ganaba menos de un salario Mínimo ya que todo es gracias a Dios.

“Para Dios, nada duele. Y creo que es legal. La gente conoce bien al pastor de Peniel. Hace diez años que estoy allí y ahora están ampliando la iglesia. Creo que si creemos en Dios, las cosas vienen naturalmente. Dios me dio todo: don, éxito … “, dijo.

Fuente Gospel Prime

Compartir