Mujer testifica cómo dejó de ser lesbiana cuando conoció la gracia de Dios

Luego de atravesar una adolescencia con relaciones homosexuales, Mily Thomes cuenta como su vida fue transformada después de leer la Biblia y tener una experiencia con Dios.

A los 15 años, Emily Thomes besó a una chica por primera vez. Su situación empezó a extenderse, y ella pasó a ser cuestionada por sus amigos: “Usted y ella están juntas?”

Ante la adversidad que estaba afrontando, Emily eligió un camino de mentiras distorsionando la Biblia para justificar su nuevo estilo de vida, lo cual era contrario a las enseñanzas que recibió durante su infancia.

“Si eres verdaderamente cristiano, estarías a mi lado. De lo contrario, usted era legalista y necesitaba revisar quién realmente era Dios “, explicó Emily a la plataforma Anchored North sobre como veía las cosas distorsionadas en aquella época. “Yo creía que Dios, siendo amor, significaba que Dios era legal y estaba tranquilo con quien lo hallase legal.”

Toda su adolescencia mantuvo relaciones con mujeres hasta que concretó un compromiso público con una de ellas. Su vida continuó de esta forma hasta los 22 años, cuando Emily fue invitada a participar de un estudio bíblico y aceptó ir para con la intención de confrontar a las personas con sus justificaciones.

– Ad –

Comenzó la reunión y las mujeres presentes compartían sus propios testimonios, cuando Emily empezó a sentirse molesta. “¿No podía parar de pensar: y si todo eso es verdad?”, señaló ella.

Terminó la reunión y Emily volvió a casa y rapidamente buscó por su computadora algunos versículos sobre homosexualidad, cuando halló un pasaje bíblico que tocó lo pronfundo de su corazón.

1 Corintios 6: 9-10 “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,

ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

Entonces continuó leyendo cuando el próximo versículo abrió sus ojos verdaderamente. 1 Corintios 6:11 “Así fueron algunos de ustedes. Pero ustedes fueron lavados, fueron santificados, fueron justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios “.

– Ad –

Fue maravillada por el hecho de que personas tan imprudentes como ella, tuvieran aún la posibilidad de ser santificados por Jesús. En ese momento Emily tuvo una revelación. “Yo sabía que Dios podía hacerlo por mí también, y que yo necesitaba eso. Yo podría mantener mi pecado y rechazar a Dios, o podría dirigirme a Él “, agrega.

“Toda la deuda que acumulé viviendo como yo vivía no tenía que ser mía, si yo pudiera confiar en él. Yo comprendí lo que no debía hacer, porque estaba allí mismo, era blanco o negro. Yo había distorsionado las Escrituras antes, yo las enfrenté. Y entonces, ese día, era como si mis ojos estuvieran realmente abiertos. Fue impresionante sentir la gracia de dios conmigo “, finalizó Emily.

Fuente Guíame

Compartir