Ex criminal, se entrega a Cristo y es perdonada y liberada de la prisión por Trump

Una mujer condenada a cadena perpetua conoció a Cristo en la cárcel y se entregó a él. Su caso llegó a las manos del presidente Trump, quien perdonó su vida y recibió libertad. Ella asegura: volvi a vivir de entre los muertos.

EE.UU.- Una mujer de 63 años fue liberada de una condena perpetua luego de recibir el perdón del presidente Donald Trump, y agradeció a Dios al salir de la prisión donde pasó más de dos décadas en Alabama.

Ella se entregó a Cristo en prisión, y más tarde Alice Marie Johnson se convirtió en pastora. En las primeras entrevistas que concedió en la puerta donde se encontraba, ella gritó Aleluya; y afirmó: Siento como si mi vida comenzara de nuevo.

El caso de Johnson llegó hasta las manos del presidente Trump, y luego de revisarlo, le concedió el perdón judicial, después de haber sido condenada a cadena perpetua. En 1996, ella atravesó problemas financieros cuando se involucró con una red de traficantes. Acabó implicada en ocho acusaciones relacionadas con tráfico de estupefacientes y lavado de dinero.

La ex detenida, envió un mensaje a Trump: “Te dejaré orgulloso de haberme dado esa segunda oportunidad en la vida. Alguien finalmente me escuchó, alguien tuvo piedad de mí. Esa persona fue el presidente Trump y entonces estoy tan agradecida por lo que hizo”.

– Ad –

En la entrevista que dio a la red NBC, Johnson dijo estar agradecida por la segunda oportunidad que recibió, y señaló: ;Fue como volver a vivir de entre los muertos”.

Agradeció también a la modelo Kim Kardashian, que pagó todos sus gastos jurídicos y llevó personalmente el pedido para su liberación a Trump. Sé que fue un milagro. Sé que sólo Dios podría haber tocado el corazón de Kim Kardashian, destacó.

La pastora recuerda que, durante el tiempo en que permaneció presa, tuvo un comportamiento ejemplar, sin ninguna reprimenda en su registro. “No soy una amenaza para la sociedad”, explicó. Durante su período en la cárcel, ella cuenta que aconsejó a muchas mujeres jóvenes.

Fuente

Compartir