ALERTA: Los Carnavales despiertan y alimentan a los Espíritus Demoníacos

Muchos reconocen que las tragedias aumentan en el período del Carnaval. La respuesta está en la manifestación de espíritus demoníacos que son llamados por los carnavales y su festividad.

Aunque la principal propuesta del Carnaval es la diversión, este período registra mayores índices de violencia, crímenes e incluso muertes. Muchos se preguntan porqué ocurren tantas tragedias en este período?

Según un fiel y seguidor de las religiones afrobrasileñas, quien decidió no revelar su identifidad, mencionó que la respuesta puede estar en la actuación de los espíritus malignos que quedan “sueltos” durante las fiestas carnavalescas.

“Por eso, muchas casas de umbanda y candomblé cierran. Como hay mucha gente bebiendo demasiado, usando mucha droga, abusando del sexo, los espíritus que comulgan con ese tipo de cosas, ganan fuerza, porque se alimentan de lo que la gente hace “, declaró a Universal.

Así mismo, Alberto Ebomide tambipen seguidor del candomblé e hijo de santo, confirma estas hipótesis. “Como sabemos en la religión, los Exús y Pomba Giras (Pueblo de la calle de la Umbanda) quedan sueltos en ese feriado festivo”, escribió en su propio blog.

– Ad –

¿Un cristiano debe asistir a los carnavales?

El pastor Solano Portela indica que en muchas situaciones, los cristianos se ocupan de discusiones que justifican el Carnaval como un acto meramente cultural. “Estamos bombardeados diariamente con algunas argumentaciones, que a veces vienen de evangélicos. El carnaval es colocado como una fiesta brasileña legítima”, comenta.

“Nos dicen que, como evangélicos, no podemos ser malhumorados y estar contra toda esta demostración de alegría que está a nuestro alrededor. Otros traen el argumento de la belleza de las alegorías, de los coches, etc”, agrega.

Pero sabemos que el período es clasificado como “un festival de excesos de borracheraa y de sensualidad sin límites”, y esto manifiesta más puntos negativos que positivos para la vida de un cristiano.

“Son miles de jóvenes que se embriagan. Son miles de jóvenes que se inician en las drogas. Son miles de individuos que se rinden a las locas pasiones. Son miles los matrimonios que se acaban. “Son miles de personas que después de las cenizas, cosechan los amargos frutos de esa fiesta de los excesos”, declaró Hernandes Dias Lopes, también pastor.

El pastor Lopes alienta a las personas para que se vuelvan a Dios, que es la única fuente de alegría verdadera. “Diferente es la fiesta que Dios ofrece. En la presencia de Dios existe plenitud de alegría y a la diestra de Dios delicias perpetuas”, finalizó.

Fuente Guíame

Compartir