Alerta familia: Canciones de Maluma pervierten a nuestros hijos

Es importante destacar que cientos de los cantantes seculares actualmente están promoviendo una inmoralidad sexual sin límites y muchas de esas canciones son escuchadas por los niños, adolescentes y adultos también.

Estas canciones se caracterizan por su mensaje sexual explicito, lo cual afecta a toda la sociedad y no hay ningún aporte positivo para los individuos. Este tipo de música está pervirtiendose año tras año, alcanzando a los más pequeños desde su ninez como algo habitual y natural al punto de transformarse en su elección como favorita. También impacta en los adelescentes y en las festividades para niños celebrando con este tipo de melodías vulgares que promueven un mensaje perverso que no debe ser apto para nuestros hijos.

Como consecuencia, cualquier cosa que una persona permita que ocupe su mente, tarde o temprano será reflajado en su plática y sus acciones. Esta es la enseñanza que nos deja Filipenses 4:8 y Colosenses 3:2,5 para establecer patrones saludables para la mente.

En esto pensad
Filipenses 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

– Ad –

Colosenses 3:2-5
Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

La vida antigua y la nueva
Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría.

Como cristianos en medio de un mundo perverso, la mejor música que podemos escuchar es aquella que alaba y glorifica a Dios. Hoy en día encontramos muchos músicos cristianos con grandes talentos en varios géneros de música, con un rango que va desde lo clásico, hasta el rock, rap y reggae.

Podemos entender que no hay nada inherentemente malo con ningún estilo de música en particular. La letra será la que determine si una canción es “aceptable” para que un cristiano la escuche. En el caso de un estilo de música secular, ya sea en la música misma o en la letra, te lleva a pensar en cosas que no corresponden, o te involucra en algo que no glorifique a Dios, lo mejor es que lo evites para tu propio bien.

Fuente Diario Cristiano Web

Compartir