Investigación revela que la mayoría de los cristianos sufrió “abuso espiritual”

El estudio desarrollado señala que la mayoría de los cristianos cree haber sufrido algún tipo de "abuso espiritual" respecto de sus líderes.

Los académicos de la Universidad de Bournemouth, Reino Unido, realizaron una investigación en nombre del Churches ‘Child Protection Advisory Service (CCPAS).

Como resultado se han hallado un número muy alto, cerca de 2/3 de los entrevistados han padecido ese tipo de abuso en su comunidad cristiana. Justin Humphreys, el director ejecutivo de la CCPAS, reconoce que “los resultados son significativos, pues [haber sufrido abusado espiritual] no era un prerrequisito para la participación”. Sin embargo, no fue de gran sorpresa para él.

No hay una sola definición de abuso espiritual. Humphreys explica que ellos definen el “abuso espiritual” como “una experiencia caracterizada por un patrón sistemático de control y comportamiento coercitivo en un contexto religioso”. Puede considerarse como “una forma de abuso emocional y/o psicológico.

Según lo desarrollado, ese tipo de abuso o manipulación se caracterizaba en la forma de control y presión sobre los individuos, “a través del uso indebido de textos religiosos, buscando una lógica ‘divina’ para justificar el comportamiento.

El director de la CCPAS expresó como mensaje de esperanza: “tenemos una deuda con todos los que han sufrido abusos espirituales, y debemos, como comunidad cristiana, trabajar de forma constructiva para crear un ambiente más seguro para todos en las iglesias”.

– Ad –

¿Cómo podríamos solucionar este tipo de abusos?

La CCPAS decidió que esta investigación otorgue la garantía de la Universidad de Bournemouth, protegiendo los datos sin divulgar nombres.

La mayoría de los entrevistados (69%) son fieles de iglesias de tradición anglicana, bautista o sin denominación; el segundo grupo más grande era de pentecostales, y un porcentaje menor de católicos romanos.

Muchos sostienen que son necesarias políticas más claras en Iglesias y organizaciones cristianas para la prevención de estos abusos. El estudio afirma que los líderes deberían “ser responsabilizados por el abuso espiritual sobre aquellos que están liderando”.

La doctora Lisa Oakley, una de las coordinadoras del estudio, afirma que “estas son cuestiones complejas” y “muestra cómo ese comportamiento abusivo es practicado por líderes de congregaciones”.

Dos tercios de los entrevistados dijeron que sabían cómo denunciar la práctica y / o cómo buscar ayuda, pero sólo un cuarto ha escuchado a alguien hablar sobre el asunto en la iglesia de manera abierta.

Finalmente, el estudio manifiesta la necesidad de la existencia de políticas más claras para que las iglesias impidan las prácticas erróneas y que halla algún tipo de entrenamiento para los líderes de la iglesia respecto al tema.

Fuente Gospel Prime

Compartir