Niña evangelista predica y testifica sobre el poder de Dios

Daphne vive en Bolivia y desde que se convirtió a Cristo dedica su tiempo a llevar el evangelio y dar a conocer el poder de Dios y sus milagros.

Con solo 10 años de edad una niña boliviana está marcando la diferencia en su ciudad. La familia de Daphne no era evangélica. Sólo su abuela asistía usualmente a la iglesia en la capital de La Paz.

Desde que conoció a Cristo, la pequeña ora para que sus padres conozcan a Dios. Ella relata que le predica a sus compañeros de escuela sobre el amor de Jesús y los invita a entregar sus vidas al Señor. También alienta a que los niños oren para que sus familias se conviertan.

“Deseo con todo mi corazón ver a mis padres en los caminos de Dios”, dice. Su abuela, Sonia, asiste siempre a la iglesia en compañía de Daphne. Hace algunos meses, aquí mismo la niña recibió el material de la Samaritan’s Purse, que forma parte de la Asociación Evangelística Billy Graham. Este material permitió una consolidación en la pequeña formando la base de su fe en Cristo.

– Ad –

Cuando escuchó que Jesús es el mayor regalo que uno puede recibir, Daphne testifica con alegría y esperanza de Cristo. Ella realizó un curso de discipulado para niños y asegura que eso le dió nuevas fuerzas para predicar del poder de Jesús que trasnforma vidas.

“Cuando acepté a Jesús yo no sabía mucho sobre él”, recuerda, “Ahora que estoy aprendiendo más sobre la Palabra de Dios”. Reconoce que el curso fue de gran bendición, porque hoy conoce mejor “cómo Dios es poderoso”. “Él puede hacer milagros hoy, pues hizo muchos milagros [en la Biblia]”, añade.

A pesar de su corta experiencia en la fe, asegura que no tiene dudas de que “Dios es tan bueno que nos ha dado la vida”. Con solo 10 años, la niña testifica: “Antes, cuando yo no conocía a Jesús, mi vida no tenía sentido. Dios es lo mejor que ha sucedido en mi vida. La presencia del Señor es la cosa más bella que conozco. Es lo mejor”

Fuente Gospel Prime

Compartir