La oración de un cristiano liberó a hombre Hindú y se entregó a Cristo

Jacob era adicto al alcohol, marihuana y otras drogas, pero fue libre por Jesús luego de la oración de un cristiano.

Los cristianos que viven en Occidente puede que no sufran tantas persecuciones religiosas como los hermanos que viven en Oriente. Allí hay fuertes batallas cuando se trata de creer abiertamente en Jesucristo. Un ejemplo es el un hombre hindú, que se entregó a Cristo y ahora está padeciendo terribles juicios mientras intenta permanecer fiel a Jesús.

“Yo era hindú y tenía una vida viciada en cosas como el alcohol, la marihuana y otras drogas”, mencionó en el sitio God Reports. Primeramente él clamó a sus dioses y buscó médicos magos, pero ellos no hallaron solución. Él sentía como si estuviera muriendo y se encontraba muerto espiritualmente.

En ese momento, un cristiano apareció en escena y cambió esa historia. “Afortunadamente, un amigo cristiano se acercó y oró por mí. Después de su oración, mi salud empezó a mejorar y yo acepté a Jesús”, señala.

– Ad –

Adversidades y pruebas

Hasta el momento sus problemas no habían acabo. “Aunque yo seguía enfrentando muchas pruebas y dificultades, yo permanecí con mi fe en el Señor, muchas tragedias empezaron a ocurrir en mi familia, mi hermano menor se suicidó y muchos sufrieron problemas de salud”, explicó.

El hombre también padeció persecución dentro de su propia aldea, con muchas personas del mismo pueblo que aseguraban que estaba siendo maldecido a causa de su fe en Cristo. “A causa de estas pruebas, las personas de nuestra aldea nos dijeron que eso estaba sucediendo porque yo seguía a Jesús. Ellos querían que yo volviera al hinduismo, pero nunca me aparté del Señor”, aseguró.

“Aunque he perdido mucho durante las pruebas, el Señor me fue ayudando a reconstruir mi vida poco a poco, me proporcionó un hogar, un empleo y una buena esposa, fue bendicido con dos hijos, estoy muy agradecido con el Señor por darme “una vida nueva y estoy muy feliz de estar sirviendo a Él ahora”, cobcluyó.

Fuente Guíame

Compartir