7 Versículos de Perdón que restaurarán tu vida

Es nuestro deber como Cristianos leer la palabra de Dios porque es nuestra guie diaria. Allí esta la vida. Aquí algunos versículos seleccionados que manifiestan el perdón de Jesús y también como debemos perdonar y aceptar el perdón de nuestro Dios.

En este día vamos a destacar 8 versículos bíblicos donde se manifiesta el perdón de nuestro Señor Jesucristo. Tome un tiempo para leer con atención y eche un vistazo a su vida misma; Reflexione y considere sus puntos débiles; permita que Dios le muestre sus faltas y acepte sus errores para volver a comenzar otro día renovado frente al Padre. Abra su corazón, sea sincero a Dios, y la palabra de Dios hará la obra en usted. Aquí los versículos seleccionados:

Mateo 6:14,15
Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;
mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Mateo 9:2
Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados.

– Ad –

Mateo 9:5
Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda?
Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa.

Mateo 18:35
Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Marcos 11:25
Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.
Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.

Lucas 6:37
[ El juzgar a los demás ] [ (Mt. 7.1-5) ] No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

Lucas 17:4
Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

Recuerde que la Palabra de Dios es vida. Ahora medite sobre cada versículo que acaba de leer. ¿ Cuál ha tocado su corazón? ¿Qué versículo le está mostrando su falla? ¿Cómo está actuando usted con respecto a la palabra? ¿ A aceptado el perdón de Jesús por errores pasados? ¿ Te has reconciliado con tu hermano antes de hacer oración al Padre? ¿ Has perdonado a aquel hermano que te ofendió? ¿ Has juzgado a tus hermanos? ¿ Has perdonado más de una vez a tu hermano ? Nunca es tarde para meditar nuestras actitudes diarias. Humillarse a Dios es nuestro deber como cristianos. Que Jesús nos guie en su camino. Dios los Bendiga.

Reflexiones Cristianas . Reina Valera 1960

Compartir