188 presos más peligrosos de la cárcel de Minas Gerais son bautizados

Luego de la labor ralizada por la Iglesia Bautista de la Lagoinha en la cárcel, la palabra de Dios ha dado sus frutos y 188 presos peligrosos se entregan a Cristo y son bautizados.

El bautismo es el primer paso importante de un creyente. Cuando esto ocurre con los presidiarios, es una experiencia maravillosa. El Ministerio realizó los bautismos el pasado día 24 de octubre donde 188 presos en el presidio José María Martinho Drumond, en Ribeirão das Neves (MG). Esta no es la primera vez que realizan bautismo aquí, sólo el año pasado bautizaron cerca de mil encarcelados, pero ésta vez fue el mayor número de bautistas en una sola oportunidad.

“Como cristianos, nos interesamos por la población carcelaria y creemos que el único camino de cambio y resocialización para ellos es esa transformación que sólo Jesús puede hacer”, según la publicación oficial del ministerio en el sitio de la Iglesia Bautista de la Lagoinha. “Tuvimos esa gloriosa oportunidad de llevar a las aguas 188 encarcelados y escuchar testimonios tremendos de verdadero cambio de vida”, destaca la nota.

“Alabamos a Dios por el ministerio Reanudar, por la vida de todo equipo liderado por el pastor Marco Túlio, que tiene, semanalmente, llevando una palabra de esperanza, arrepentimiento y ánimo, contribuyendo en el papel de ser una iglesia que asiste a todos”, añade.

– Ad –

Bautismo multitudinario

Este bautismo fue muy particular por la cantidad de reclusos que participaron. Incluso los agentes penitenciarios quedaron impactados con la dimensión del evento, hasta el moento no se había realizado ningún bautismo de esta magnitud. Estas 188 vidas son fruto de la siembra de la palabra de Dios. Ahora, los presos manifiestan a viva voz querer una nueva vida con Jesús.

El momento de alabanza estuvo a cargo del pastor Vinícius Zulato, destacado por actuar en el ministerio Cristo Vivo (Tu Reino). También contaron con la presencia y testimonio del cantante Renato Gabry que sobrevivió a un grave accidente de moto. Un momento particular ocurrió cuando Leida, una hermana rescatada del crimen, cantó la alabanza “Escudo” del grupo Voz de la Verdad.

Zulato también celebró el bautismo predicando un mensaje sobre el apóstol Pablo, por el hecho de haber escrito gran parte del Nuevo Testamento mientras estaba preso, por haber ganado muchas almas y haber orado sin cesar, a pesar de su condicipon como presidiario. Los encarcelados fueron orientados a perseverar en la oración y el estudio de la Biblia.

Fuente Guíame

Compartir