Más de 1300 Jóvenes fueron quebrantados por el Espíritu Santo y convertidos a Jesús.- Ucrania

Crimea es una ciudad históricamente conocida como un territorio de guerras, pero hoy miles de jóvenes se consagraron a Jesús.

El misionero Mikel French fue partícipe de la conferencia en la que casi 3.000 jóvenes viajaron de Rusia para participar en la región de Crimea (Ucrania) la semana pasada “Inundados por el deseo de experimentar la presencia de Dios y el hambre de una verdad que libera”, así describió French a la multitud de jóvenes.

Muchos viajaron en autobús y tren en por cinco días y durmieron en barracas, enfrentando largas filas para comer y bañarse en agua salada, pero lograron transformar la región históricamente señalada por contiendas y guerras en un sitio de consagración y salvación.

“Los jóvenes se reunieron para un tiempo de comunión y un poderoso movimiento de Dios. Los altares estaban atascados, las lágrimas de arrepentimiento se derramaron por sus rostros, y las alabanzas resonaron cuando jóvenes fueron transformados por la gracia de Dios”, explicó el misionero.

Más de 1.300 jóvenes le entregaron su vida a Jesús, luego de escuchar el mensaje del Evangelio durante la reunión.

– Ad –

“Profetas como Habacuc e Isaías predicaron y escribieron bajo la inspiración del Espíritu Santo sobre el despertar del tiempo final en las naciones antes del regreso de Jesucristo: Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis. (Hab. 1:5)”, mencionó el evangelista.

“Creo que hay un profundo deseo en los corazones de muchos líderes espirituales en América y en todo el mundo. Ellos están orando por un nuevo despertar – una revelación de la verdad”, agregó French.

Esta revelación de la verdad es precisamente el mensaje bíblico que debe ser guardado y sellado en los corazones, labios y mentes de los cristianos.

El poder de la palabra de Dios es capaz de despertar los corazones de los pastores cristianos para la obra de Dios; Es capás de hacernos libres y transformar radicalmente nuestras vidas.

“Es hora de despertar a la verdad de la Palabra de Dios, esta es la única manera segura de experimentar el despertar espiritual en nuestras vidas, familias, ciudades y naciones, nuestra necesidad urgente en esta hora es despertar a la verdad”.

Fuente Guíame

Compartir