4 cosas que los Cristianos no debemos decir

Los verdaderos Cristianos debemos ser responsables a la hora de hablar con quienes nos rodean, para evitar conversaciones inapropiadas que conlleven malas consecuencias. A modo de recordatorio, hoy detallamos 4 cosas que no debemos decir.

Las palabras pueden ser muy perjudiciales, así que debemos ser cuidadosos con lo que sale de nuestras bocas. Podemos ofender, lastimar, confundir o herir a alguien por la falta cuidado en lo que decimos.

Debemos buscar honrar a Cristo hasta cuando hablamos, y esforzarnos para que sea evidente la gracia y el amor de Cristo hacia las personas. He aqui 4 cosas que los Cristianos nunca deberíamos decir.

1. “Te irás al Infierno”

“Si hay algo que puede detener cualquier conversación, es decirle a la gente que se irá al Infierno. Una cosa es enseñar acerca de la naturaleza del Infierno, pero otra muy diferente es asegurar que conocemos la voluntad de Dios sobre tal persona luego de su muerte. Nadie puede saber si una persona ira o no al Infierno, solo Dios Todopoderoso, quien nos quebranta y da arrepentimiento a nuestras almas para salvarlas del fuego eterno”

– Ad –

2. “Todo sucede por alguna razón”

“Pensemos por un instante que alguno de nosotros acaba de perder uno de sus seres amados. Entonces, imaginemos que alguien se nos acerca, con una sonrisa en la cara, nos palmea el hombro y respondemos: ‘Esta bien. Todo sucede por alguna razón!’ Seguramente no es la mejor frase de consuelo, no es así? En vez de ayudar a alguien a pasar por un momento difícil, decir esto simplemente puede empeorar el problema con este dicho sin sentido”.

3. “Necesitas tener más Fe”

“Todo cristiano debe orar y perseverar continuamente por tener y mantener la fe. Pero cuando algo no anda bien en la vida de alguien, no es correcto decirle que es porque no tiene suficiente fe. La fe es dada y perfeccionada por Dios, no por el hombre”

4- “Satanás lo hizo”

“En esos momentos que culpamos a Satanás por nuestros problemas, no solo estamos entregándole más poder del que verdaderamente posee sobre nosotros, sino que además es una excusa para evadir nuestras responsabilidades, siendo esta declaración una mala elección. Esta dentro de la naturaleza humana culpar a algo externo a nosotros por nuestros propios errores, y por eso nos parece atractiva esta frase. Es el camino más fácil que conlleva a caer en la trampa de ver a Satanás en cada adversidad, pero debemos saber que la mejor elección ante Dios es reconocer que somos responsables por nuestros actos.”

Fuente Diario Cristiano Web

Compartir