Policía se niega a usar armas durante su servicio: “Dios dará la liberación”

Un soldado de la Policía Militar que trabaja en Vila Velha, en la Región Metropolitana de Vitória (ES), está bajo un proceso administrativo luego de negarse a utilizar armas de fuego durante su ejercicio como policía.

El joven argumenta expresamente luego de su rechazo manifiesto, declarando que cree en su Dios quien le dará la salida ante cualquier circunstancia. “Dios dará la liberación ante situaciones extremas sin tener que quitarle la vida o agredir a alguien”.

Según La Gazeta, el caso se transformó en un proceso administrativo debido a que el soldado fue puesto en cuestionamiento. En el caso que estuviera en una situación extrema que demandara el uso del arma de fuego, ¿cuál sería su respuesta? interrogaron. Pero no pudo dar certezas.

“No sabría decir cómo reaccionaría” […] También manifestó otras alegaciones que impiden el compromiso militar en actividades operativas. Su caso fue publicado en el Boletín General de la PM número 37, el pasado viernes (11).

El sitio de actividad del policía es en la 5ª Compañía del 4º Batallón de la PM, que se ubica en el barrio Aribiri, Vila Velha. La policía que es integrada por el batallón constituye una amplia región de la ciudad que enfrenta tráfico de drogas y violencia.

– Ad –

En mayo este proceso fue transformado en un Procedimiento Administrativo Disciplinario de Rito Ordinario (PAD-RO). Según como sea resuelto el caso, puede ocasionar el alejamiento del policía de sus actividades. Según informó el diario, esto tuvo sus inicios luego de ciertos relatos de colegas sobre el rechazo del policía en utilizar armas de fuego.

Según notificó la Policía Militar, el policía tendrá derecho de defensa garantizado, teniendo resguardadas todos los ritos legales y la ética profesional. Sin embargo, la actitud del policía genera controversias.

El sargento Renato Martins Concepción, presidente de la Asociación de Cables y Soldados, hizo sus declaraciones anunciando su desacuerdo ante la acción del policía procesado. “Claro que el arma es el último recurso, pero tiene tiempo que no defiende sólo la propia vida, sino también el compañero de trabajo y el ciudadano”.

“No puede consentir que el policía trabaje en el servicio operativo sin arma. No se puede aceptar esto. Si él es asociado, él tendrá la asesoría, incluso para decir que lo que él quiere es indefendible”, señaló.

El sargento Concepción aseguró que el uso del arma está previsto desde el momento en que el policía hace el concurso público. “Es la primera vez que oigo esto actualmente. Sólo oí esto en el pasado, historia de policías que usaban el arma sin munición. Pero era una leyenda urbana. El arma de fuego es necesaria” añadió.

Fuente Gospel Prime

Compartir