El ganador del Nobel de Medicina confirmó la existencia de Dios

Nacemos con genes que Dios nos proporciona. Esta es la forma natural de vivir. En una relación con Dios," dijo David Carlsson quien ganó el Premio Nobel de Medicina en 2000.

Conocido por haber ganado el Premio Nobel de Medicina en 2000, el resultado de sus estudios sobre los neurotransmisores, el científico sueco Arvid Carlsson sorprendió a muchos recientemente, afirmando que “creer en Dios es natural del ser humano.”

El testimonio de la agencia italiana ‘ACI Stampa’, donde Carlsson habló sobre la importancia que tiene la fe en el desarrollo de la vida humana y subrayó que el gen en sí mismo es un cuadro de la creación de Dios.

“Hemos nacido con genes que Dios nos proporciona y esta es la forma natural de vivir. En una relación con Dios en la que la persona ora y cree en Dios”, dijo el científico.

A pesar de que confesó que una persona “sin religión” explicó que tiene una “mente abierta” y lamentó que su falta de relación con Dios sea un “fracaso”.

– Ad –

“Entiendo por qué hay tantas personas que tienen una religión. De hecho, esto es parte de nuestros genes, por lo que tal vez la gente como yo, sean un poco extraños, desde ese punto de vista,” dijo. “En este sentido, no sabría cómo definirme.”

“Entiendo cómo sucede esto. No soy una persona normal, porque no tengo este sentimiento religioso, sin embargo, lo considero normal. Es mi problema. Se puede decir que es mi tipo de discapacidad”, agregó.

Cuando se le preguntó lo que piensa de las diferencias entre las religiones, Carlsson confesó su gran admiración por el cristianismo.

“Debo decir que entre las tres religiones monoteístas y su relación con la ciencia, sin duda, el cristianismo es la mejor”, dijo.

Premio Nobel

Cuando se habla del Premio Nobel que recibió en 2000, el científico señaló que ese no fue el final de una carrera, más si un momento sorprendente de ella. Él dijo que el premio es un incentivo “para continuar con el estudio de nuevos créditos.”

Los estudios de Arvid Carlsson, uno de los principales neurocirujanos en el mundo de hoy, que nació en Suecia en 1923, condujeron a los descubrimientos fundamentales a los tratamientos que ayudan a luchar contra las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer.

Fuente Guíame

Compartir