Ex Rockero Satanista testifica como Cristo cambio su vida

El ex cantante de Rock y ahora Cristiano, Alice Cooper, compartió su testimonio de cómo Cristo lo cambió. Aquí lo compartimos con ustedes...

“Ser cristiano es algo en lo que vas progresando, es una dinámica en movimiento. Uno va aprendiendo. Uno va a su estudio bíblico. Uno debe orar. Yo era una cosa antes. Ahora soy algo completamente nuevo. No juzguen a Alice por lo que solía ser. Alaben a Dios por lo que soy ahora”, dice Vincent Damon Furnier ex rockero satanista, que se reconcilió con Dios.

Las letras de las canciones de Alice Cooper hablaban de necrofilia, violencia, sexo, alcohol y drogas, y con ellas ha vendido más de 50 millones de discos. Ahora quiere dedicar su vida “a seguir a Jesucristo”.

Alice Cooper, la estrella del rock maldita, ha abandonado el mundo de lo satánico y ha vuelto a la Iglesia de Cristo. Tomó el nombre artístico de Alice Cooper porque ésta era una bruja y una hechicera de las que fueron matadas en Salem, Estados Unidos, a finales del siglo XVII a manos de unos de unos protestantes radicales.

– Ad –

Cooper fue durante años uno de los más exitosos y aclamados músicos del Heavy Metal. Sus conciertos eran macabros, con guillotinas que mataban maniquíes, muñecas empaladas y, por supuesto, la serpiente pitón que solía llevar sobre su cuello. Con su maquillaje agresivo, Cooper inspiró a otros artistas como los del grupo Kiss o a Marilyn Manson.

Sin Embargo hoy comenzo un nuevo camino en el Señor.Todo comenzó gracias a la influencia de su mujer, Sheryl, con quien lleva casado cerca de 40 años y con quien tiene 3 hijos. El problema venía de antiguo. Alice tenía una gran adicción al alcohol y su vida era un auténtico desastre. Entonces Sheryl le animó a visitar una iglesia evangélica en donde podrían ayudarle.

El pastor, cuenta el propio Cooper, le lanzó “un sermón incendiario sobre el infierno“, que llegó a tal grado que el músico se le fueron las ganas de ir allí y seguir mofándose de lo sagrado. En otra entrevista, Alice Cooper lo confirma rotundamente: “Yo quiero decir: ¿tengan cuidado! Satanás no es un mito; no vayan por ahí creyendo que Satán es una broma”.

Quien antes fuera un modelo para algunos cantantes, ahora ha sabido encontrar su sitio: “No quiero convertirme en una celebridad cristiana”, ha asegurado en la revista musical Hard Music Magazine, porque “es muy fácil concentrarse en Alice Cooper y no en Cristo. Yo soy un cantante de rock. No soy nada más que eso. No soy un filósofo. Me considero muy abajo en la escala de cristianos conocedores. Así que no busques respuestas en mí”.

En la actualidad este ex rockero, abrio un ministerio donde puede dar testimonio de su vida y glorificar a Dios.

 

Compartir