Cómo ser un gran Esposo

El matrimonio en la fe cristiana, es la union de dos personas en un solo cuerpo. Es el pilar fundamental de la familia...

El matrimonio en la fe cristiana, es la union de dos personas en un solo cuerpo. Es el pilar fundamental de la familia, y cada uno debe asumir sus responsabilidades y obligaciones. Aqui algunos consejos basados en la biblia que ayudarán a tu vida.

Amor
“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella” (Efesios 5:25). Como Cristo amó a la iglesia hasta la muerte, ofreciendo su propia vida por los demás. Debe ser imitador de Cristo, y amar así a su esposas como lo indica la Palabra. “Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.” ( Efesios 5:28).

Hogar
“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.” (1 Corintios 11:3). Los hogares cristianos deben estar bajo la responsabilidad del esposo. Debe llevar a cabo el orden del hogar, las mayores decisiones como asi la ser la guia de su famlia. Primeramente, el esposo debe sugetarse a Cristo, tener su tiempo de oración y comunión con Dios para andar por el camino correcto, y asi poder ser el pilar fuerte de su familia y tomar las mejores decisiones para su hogar.

– Ad –

Respeto
“Vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil” (1 Pedro 3:7). El respeto y la honra deben estar presente como forma de vida para todos los días. El respeto debe estar en sus actitudes y pensamientos, sin utilizar humillaciones, insultos, calumnias, ni agresiones de ningun tipo, como asñi tambien no debe maquinar o pensar mal de su prójimo. Ante cualquier problema o diferencia el mejor camino siempre es el diálogo. Así podrá aprender y mejorar cada día.
Disciplina
Un esposo y padre cristiano quiere lo mejor para sus hijos. Esto implica ser una parte activa en la crianza de los niños. Para ser un padre cristiano efectivo, Timoteo 3:3-5 indica que un hombre debe enseñar disciplina y reglas a sus hijos. Los esposos cristianos no se desentienden de la crianza de los hijos.

Fidelidad
“Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.” ( San Mateo 5:28). La fidelidad es primeramente con Dios, ya que él conoce su corazón y sus pensamientos. Porque la fidelidad debe ser físicamente pero también con su corazón y mente, sin codicar otra mujer.

Compartir